First Solar busca crecer reemplazando a las plantas gigantes en desiertos

Para aportar algún indicio más de que no es oro todo lo que reluce en el desarrollo fotovoltaico y que hay claves escondidas en los costes energéticos, copio un reciente artículo de Bloomberg sobre una de las grandes esperanzas mundiales en los prometedores desarrollos de sistemas solares fotovoltaicos y líder mundial indiscutible de la tecnología llamada de película delgada (thin film), que hace un quinquenio, prometía que iba a desbancar a los módulos poli y monocristalinos. Se trata de First Solar. El artículo, que traduzco aquí para comodidad de los lectores en castellano, no tiene desperdicio y lo comento entre líneas y en cursiva para precisar mejor

http://www.bloomberg.com/news/2014-03-18/first-solar-seeking-growth-to-replace-giant-desert-plants.html

Por Christopher Martin 18 de marzo de 2014

El mayor productor de módulos solares de EE. UU. está fijando una estrategia para aumentar sus ventas, al disminuir sus ventas en grandes proyectos sobre el suelo en los desiertos del suroeste estadounidense.
Muy bien, eso de fijar una estrategia para aumentar las ventas, al disminuir las ventas. Es muy original.
FirstSolar obtiene alrededor del 65% de sus ingresos de vender grandes plantas solares a las empresas eléctricas, un mercado que está cayendo una vez que sus mejores clientes ya han comprado toda la energía limpia que necesitan. El fabricante se encuentra perdido en el reciente auge de las instalaciones solares sobre cubierta, que están aumentando desde que Solar City Corp (SCTY), respaldada por el multimillonario Elon Musk ayudó a popularizar la forma de financiar instalaciones caseras.

Así que el genio de First Solar cae ahora en la cuenta de que el negocio de la venta de grandes plantas fotovoltaicas sobre suelo para conexión a la red, cesta en la que había colocado todos sus huevos, ha dejado de ser negocio, porque los pedidos nuevos se dirigen más hacia pequeñas instalaciones sobre cubiertas de edificios, generalmente particulares y que otra empresa que produce módulos policristalinos se ha hecho con este mercado. Veamos cuánto y de qué forma, si nos lo permite este artículo eminentemente financiero, más que técnico.
Otro aspecto muy curioso de esta noticia es el que dice que las empresas eléctricas estadounidenses “ya han comprado toda la energía eléctrica limpia que necesitan”. ¿Cuánta es esa energía? La noticia lo oculta pudorosamente, pero veremos más adelante los ridículos objetivos que ya han cumplido. También observamos algo contradictorio: para ser una tecnología tan barata y tan deseable ¿cómo es que las grandes empresas eléctricas dejan de comprarla cuando cubren sus pequeñísimas obligaciones de cuota de producción verde?

El cambio de grandes proyectos solares a los más pequeños deja a los analistas preocupados por que First Solar pueda quedarse atrasada cuando la industria se recupere después de dos años de desplome que dejó en la bancarrota a docenas de competidores. El director Ejecutivo Jim Hughes está promocionando más ventas en el exterior y el año pasado compró una empresa que atenderá el mercado de instalaciones sobre cubierta en Japón.

Vemos ahora que la industria lleva dos años desplomada y apenas nos habíamos dado cuenta, en medio de tanta alabanza al crecimiento infinito de estos sistemas. ¿Cómo puede suceder esto, justo cuando estamos tan teóricamente cerca de la paridad de red y los precios de los módulos han caído varios órdenes de magnitud respecto de hace ocho o diez años?
“Vemos a FirstSolar muy mal posicionada y sin posibilidades en la creciente demanda de instalaciones sobre cubierta”, escribió en una nota Brian Lee, un analista de Goldman Sacjs (GS) Group Inc.. “Esperamos en EE. UU. y en los próximos años un crecimiento en la demanda de instalaciones sobre cubierta que desbanquen a los grandes proyectos sobre suelo”
Hughes hablará mañana a los analistas e inversores en Nueva York. FirstSolar ganó un 1,8% hasta los 57,76$ al cierre de Nueva York. Las acciones se han más que duplicado el año pasado, por debajo de las de SolarCity que se han más que cuadruplicado

Demanda Solar

Las empresas eléctricas han comprado proyectos solares porque están obligadas, no porque sean los más económicos. Veintinueve Estados tienen estándares de instalación de renovables que les obligan a ciertos porcentajes de enegía de fuentes limpias.

Muchas de estas empresas ya exceden las exigencias estatales de energía limpia. Este es el caso de California, el mayor mercado solar de los EE. UU. y el destino de aproximadamente un 55% de las ventas de los proyectos de FirstSolar desde mediados de 2012. Las tres mayores instalaciones ya han adquirido cerca del 20% de su potencia de fuentes renovables y han identificado proyectos para cumplir con sus objetivos del 33% para 2020, según un informe del mes pasado del regulador eléctrico californiano.

Es decir, que resulta que en los avanzados EE. UU. la obligación a las grandes empresas productoras de electricidad de instalar las prometedoras energías verdes, ya en paridad de red, son apenas un 33% de la electricidad para el 2020, un nivel prácticamente igual que el de la Unión Europea (20/20/20), incluyendo la eólica, que según los expertos, incluso está más cerca de la ansiada paridad de red.

Las empresas de Arizona, el segundo mayor mercado y de Nuevo México también han alcanzado los niveles exigidos. Texas, el octavo mayor mercado tiene 10.000 MW de parques eólicos funcionando, casi el doble que los objetivos de energía renovable para 2015, lo que ofrece pocas oportunidades para ventas adicionales de energía solar.

¡Ah, la gran Texas, cuya generación y demanda está en el orden de magnitud ella sola como la de España y resulta que con 10 GW de parques eólicos se da por muy satisfecha por haber doblado los objetivos de energía renovable, cuando España está supuestamente insatisfecha con más del doble de capacidad eólica y desde luego solar. ¿Por qué no ofrecen estos datos en contexto? ¿Adónde va el mundo renovable con estos objetivos? ¿Qué se esconde detrás de estas ridículas cifras de instalaciones renovables, si en verdad fuesen tan baratas y tan competitivas?

Proyectos en camino

FirstSolar está instalando 3,7 GW de proyectos en los EE. UU. incluyendo los 550 MW de la granja solar Topaz. Se espera que esté acabada este año y suministrará energía a 160.000 hogares, una de las dos mayores plantas de esta empresa. Todos esos proyectos tienen que acabarse en los próximos 3 años, según su informe anual de 2013.

La preocupación es que los mejores años de ventas de FirstSolar pertenecen al pasado cuando sus plantas recibieron más de 3.000 millones de créditos garantizados gubernamentales.

Otro interesante dato. Al parecer, también en EE. UU. cuecen habas subvencionadotas y estos señores de First Solar y sus clientes, se habían merendado más de 3.000 millones de dólares en créditos gubernamentales garantizados. Falta algún datos más sobre el total instalado, para que sepamos cuánto es el “primaje” por MWp instalado, pero también aquí parece que si no hay incentivos, todavía a la altura de 2014, no se instala ni un panel.

“Los proyectos verdaderamente grandes como el de Topaz no se volverán a repetir”, dijo Rob Stone, un analista de Cowen ¬ Co de Boston, que tiene una valoración bursátil equivalente a la de FirstSolar. “Ya no hay más créditos garantizados como los que financiaron los primeros proyectos. Los terrenos cercanos a las líneas de transmisión ya han sido ocupadas o están fuera de los límites y puede llevar años aprobarlas”

Otro detallito más para añadir. Así que ya no hay más dinerito garantizado para plantas solares grandes, que son las que presentan mayores y mejores rendimientos por MW instalado, como se puede apreciar claramente por la comparación odiosa entre España y Alemania, que han seguido políticas de instalación diferentes y ahora Alemania está casi en la mitad de MWh por MW instalado que España. Y encima, aquí se apunta que en EE. UU. ahora van hacia el modelo alemán. Pues que bien, pues muy buena idea, oiga. Además, también empiezan a sacar la patita de los costes no declarados. Resulta que en un país tan grande y con tanto desierto tan bien irradiado, los terrenos cercanos a las líneas de transmisión a las que conectarse (a bajo coste, añado) ya han sido tomados y los que están más accesibles, tienen que instalar costosas líneas de transmisión que además llevaría años aprobarlas. Díganme quien había calculado en las TRE de la fotovoltaica estos costes y les diré como hacían las cuentas de la vieja. Aquí ya damos por sentado que la red eléctrica existente, construida por una sociedad eminentemente movida con energía fósil, barata y abundante, va a estar ahí siempre y que no tiene coste energético alguno. Sólo tiene uno que engancharse, como los marginales de los grandes barrios, y a generar. Así da gusto hacer cálculos sobre eficiencias.

Los módulos de película delgada de FirstSolar utilizan una tecnología diferente que es más pesada y menos eficiente que los módulos que dominan la industria, basados en tecnología policristalina. Esto les coloca mal para las instalaciones sobre cubiertas, en las que el espacio es escaso. Es parte de los motivos por los que la compañía se había centrado en vender grandes proyectos sobre suelo a las empresas eléctricas.

Más leña al fuego fotovoltaico. ¿Dónde estan todos aquellos fuegos artificiales sobre las bondades de la baratura de los módulos de película delgada? Ahora resulta que son más pesados y menos eficientes que los módulos convencionales y por tanto una porquería para las instalaciones sobre cubierta. Y siguen sin pedir disculpas por tanto engaño.

La vision de Hughes

Hughes espera que todo el sector industrial solar estadounidense siga expandiéndose. Esto incluye tanto los grandes proyectos de FirstSolar como los sistemas sobre cubierta que generalmente no utilizan módulos de FirstSolar.

¿En qué quedamos, señor Hughes? ¿Se van a seguir “expandiendo” o van a abandonar el sector de las grandes “utilities” que ya no les van a comprar más la película delgada para grandes instalaciones sobre suelo? La respuesta, en el próximo capítulo o frase.

La compañía Tempe, radicada en Arizona espera comenzar su producción este año a través de su unidad TetraSun, que ha adquirido en abril, con un producto para cubiertas . Reconoce que compañías como SolarCity seguirán dominando el mercado de los pequeños sistemas solares.

Ahora resulta que First Solar, la reina de la película delgada, tiene que comprar apresuradamente otra empresa de módulos convencionales para poder vender al menos un colín en el mercado (indefinido en este artículo, aunque supuestamente prometedor) de las pequeñas instalaciones sobre cubierta. Empieza a dar la impresión de que nos habían contado una película, pero efectivamente delgada.

“No veo razón alguna por la que nuestras industrias no puedan crecer juntas”, dijo Hughes en una entrevista. “Continuaremos suministrando a las empresas eléctricas y al sector comercial e industrial. Para los EE. UU. les dejaremos el mercado residencial”.

¡Qué generoso, el tal Hughes de First Solar. Ahora dice que pueden convivir juntos con los de SolarCity, que les habían comido el mercado y que a ellos les dejarán el mercado residencial. En fin, encaja todo, pero como si no encajase nada.

Desde esta perspectiva, el Mercado solar de grandes instalaciones parece saludable. El año pasado se instalaron unos 3,3 GW de grandes plantas solares, un 84% más que en 2012. Eso representó el 69% de las instalaciones solares de EE.UU., según un informe de Goldman Sachs de 6 de enero.

Para ser los EE. UU. esta cifra parece algo escasita y un punto ridícula, si quieren conseguir un reemplazo creíble de energía fósil por energía renovable.

Enmascarando el desplome

Estas cifras enmascaran un amenazante desplome, porque las grandes instalaciones tardan años en completarse. Los Megavatios instalados en 2013 se vendieron años antes y las ventas se dirigen ahora a un declive. Goldman Sachs espera un crecimiento anual compuesto del 8% para los grandes proyectos, entre 2013 y 2016.

Frases ininteligibles que van soltando deslavazadas y de las que difícilmente se pueden extraer conclusiones serias, aunque alguna de ellas resulte muy sintomática. Por ejemplo, que mientras el periodista de Bloomberg dice que las ventas enmascaran un desplome y que las ventas futuras se encaminan a un declive, Goldman Sachs (no es mi favorita en previsiones, vaya esto por delante) espera un crecimiento acumulativo del 8% para grandes proyectos entre 2013 y 2016. ¿Cómo se come esto? Pues es difícil de digerir. Un 8% no da para nada (aunque todo lo acumulativo, si es a largo plazo da siempre para mucho. Ver la frase de Al Bartlett), pero si los grandes proyectos crecen así y First Solar era la reina de este tipo de proyectos ¿por qué está cambiando tan radicalmente de posición sobre ellos y dice antes que ya no le van a comprar mucho más?

“Vemos que FirstSolar tiene un enorme hueco que llenar según esta demanda decae”, escribió en un informe a los clientes, el analista de Goldman Lee, cuando rebajó a FirstSolar de recomendación de compra a recomendación de venta. Megan Riley una portavoz de Goldman Sachs dijo ayer que Lee no tenía nada que comentar.

No comentaré las calificaciones bursátiles, que tanto preocupan a algunos y en este caso a First Solar, a la que arrastran por el suelo con la última de Goldman Lee.

Parte de la estrategia de FirstSolar es conseguir más ventas en el exterior. TetraSun el negocio que compró el año pasado para instalaciones sobre cubierta, está centrándose en Japón, que se prevé sea este año el segundo mayor mercado solar después de China.

Pero hombre, con lo prometedor y poderoso que es el mercado potencial solar fotovoltaico estadounidense ¿y ahora First Solar va a enfocarse a vender en el exterior, a través de la empresa que adquirió a toda prisa? Esto huele ya fatal y a gato encerrado. Y encima planteando venderle a Japón, país que anda desesperado por lo de Fukushima y sus 50 plantas nucleares cerradas, rebuscando migajas energéticas por dónde sea e incluso planteándose seriamente (¡qué peligro!) volver a abrir todas esas plantas.

FirstSolar espera que una “parte sustancial” de los ingresos y de las actividades de operaciones provenga de esta vía en los proyectos norteamericanos, según su informe anual de 2013.

¡Que poco dice eso de “parte sustancial” de sus ingresos!

Acuerdos en el exterior

Como se desprende de esto “podemos tener un mayor porcentaje de nuestras ventas netas futures, de beneficios operativos y de flujo de caja provenientes de ofertas hechas fuera de Norteamérica” según el informe.

Hughes está intentando conseguir acuerdos en Oriente Medio, India, Australia y Sudamérica. La compañía evalúa en unos 10,66 GW los pedidos potenciales a finales de 2013, incluyendo 5,9 GW de oportunidades fuera de los EE. UU.

10 GW de pedidos potenciales, si hay suerte. Esto son dos plantas nucleares anuales, en todo el mercado global. Esta es la primera empresa estadounidense y una de las mayores del mundo que todavía no ha dado en quiebra o concurso de acreedores. Bonito panorama para creerse que la energía solar fotovoltaica va a ser la primera fuente de energía primaria en el mundo.

Las instalaciones residenciales sobre cubierta son el sector solar de más rápido crecimiento en los EE. UU. Las instalaciones crecieron un 60% en 2013 hasta los 792 MW y seguirán liderando la industria este año, según la Solar Energy Industries Association.

Gran parte de la demanda está estimulada por la disponibilidad de programas que financian los módulos sobre cubierta con muy poco o ningún coste para los clientes. Ese modelo fue promovido inicialmente por compañías como Sunrun Inc, Vivnt Inc y SolarCity que sobrepasó a First Solar este año para convertirse en la compañía solar más valiosa de los EE. UU.

Y volvemos con la burra al trigo y a la ingeniería financiera para enmascarar y seguir ocultando que si se instala algo, sea en grandes instalaciones sobre suelo o en pequeñas instalaciones sobre cubierta, hay que andar con programas que financian módulos FV. Si no hay soporte de la sociedad movida por energía fósil, no se instala ni un vatio pico. Pero no hay peor ciego que el que no quiere ver.

SolarCity, con base en San Mateo, California, había instalado un total acumulado de 567 MW en sistemas sobre cubierta a finales de 2013 y espera casi duplicar esa cantidad este año.

Este negocio está cambiando la generación eléctrica de unos pocos lugares remotos a muchas pequeñas instalaciones más cercanas al usuario final, un modelo llamado de generación distribuida.

“El futuro de la energía solar es la generación distribuida”, dijo en una entrevista el director general de SolarCity, Lyndon Rive. “FirstSolar se ha posicionado fuertemente en el lado de las compañías eléctricas”

Acaban de descubrir la pólvora estos señores. Ahora resulta que el modelo se orienta hacia el modelo alemán de instalaciones pequeñas sobre cubierta, que es el colmo de la ineficiencia por MW instalado. Sus más de 36 GW de potencia solar FV instalada producen el 4,7% de la electricidad consumida (579 TWh), mientras España con escasos 4,7 GW (casi ocho veces menos) produce el 3,1% de origen solar FV de toda la electricidad consumida (273 TWh); es decir, Alemania sale a 756 MWh/MWp instalado y España sale a 1.800 MWh/MWp instalado. El doble, pero el mercado, tan sabio y tan dispuesto a cambiar las energías fósiles por renovables muy eficientes, va hacia el modelo alemán. Enhorabuena, genios.


11 comentarios on “First Solar busca crecer reemplazando a las plantas gigantes en desiertos”

  1. carlos dice:

    Disculpas, dejo un link con una nota que no tiene que ver con energia solar pero si con energia , en este caso sobre automoviles electricos, y habla, yo no lo sabia, de la perdida de
    autonomia a temperaturas frias o calientes, y es increible el cambio de rendimiento

  2. cimmerio217 dice:

    la radiacion solar en Alemania es la mitad, habria que tenerlo en cuenta.

    • Creo que es una simplificación excesiva y no llega a tan poco. Para hacerlo bien, hay que tomar potencias instaladas por regiones, tanto en España como en Alemania y dotarlas de peso específico en el producto de potencia instalada por irradiación por provincia o región, ya que hay regiones de Alemania (Baviera) más insoladas que las del norte, pero que pueden tener mucha más potencia instalada que las del sur y hacer lo mismo con España. Y con esos datos en la mano, hacer la afirmación.

  3. Albert dice:

    Os paso este link de unos optimistas de la energía solar por si es de vuestro interés, saludos:
    http://www.businessinsider.com/solar-price-terrordome-chart-2014-4

  4. Sergio Piñeiro Miguens dice:

    Hola Dani. No es para que lo publiques: no termino de poder entrar con normalidad en la página de Crisis Energética. Un día sí y diez no.¿Tengo que cambiar algo yo en el mío? Un saludo afectuoso, Sergio.

    • jacmp dice:

      Hola Sergio. Estamos teniendo un problema con la resolución de DNS, lo cual provoca que según quién te dé servicio de Internet y qué DNS tengas en tu conexión para salir haya más o menos dificultades para acceder a la web.

      Precisamente hoy me ha escrito el administrador del hosting donde está ahora alojado Crisis Energética diciéndome cómo solucionar el problema. Espero, de verdad lo digo, subsanar el problema en cuestión de muy pocos días.

      Saludos y mil perdones por las molestias

      • Sergio dice:

        Nada de disculpas, jacmp y compañeros, por este gran esfuerzo que desinteresadamente llevan adelante. Un saludo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s