EL CINISMO HUMANITARIO OCCIDENTAL

Tiemblen, si quieren, las clases gobernantes, ante la perspectiva de una revolución comunista. Los proletarios, con ella, no tienen nada que perder, como no sea sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo entero que ganar.
¡Proletarios de todos los países, uníos! .”
Karl Marx. El Manifiesto comunista

Pateras 2

Lejanos ya aquellos días del internacionalismo proletario, denostado hasta la saciedad (en el opulento Occidente, que también aumenta sus desigualdades internas), el intento marxista de unir a los proletarios en condiciones de vida dignas y asomados hoy a la realidad espantosa de unas desigualdades crecientes, vemos una brecha cada vez más insalvable.

El intento utópico marxista de principios del siglo XX no cuajó finalmente, aunque su primer golpe (parto doloroso, sin duda) fundió en una igualdad considerable distintas repúblicas al hacerse soviéticas. No trata este artículo de volver a hurgar en las causas o incluso logros de aquel fallido intento, ni tampoco aceptaría que nadie denostase y tachase de imposible la visión de un mundo más igualitario y justo que originalmente se proponía.

De otra forma, no tendrían sentido, salvo el de un cinismo galopante, las voces que hoy gritan escandalizadas por los miles de ahogamientos en el Mediterráneo y los portavoces que se rasgan las vestiduras y claman que hay que hacer algo por estos desheredados, los nuevos proletarios que surgen como zombis de la nada, cuando occidente ya creía superado el propio concepto de proletariado.

Aquí no me rasgaré las vestiduras por estas enormes desgracias humanas, sino que trataré de ofrecer una visión más “marxista”, en el sentido de “materialismo histórico”, que trataba de analizar el mundo con un método científico. Van pues, los datos para ayudar a conocer nuestra triste realidad.

20150421 Mapa del mundo con PIB per capita

20150421 Tabla de PIB

Figura 1, PIB per cápita en 2013, según el Fondo Monetario Internacional. Datos de Wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Pa%C3%ADses_por_PIB_%28PPA%29_per_c%C3%A1pita

Si observamos el Producto Interior Bruto por persona en el mundo, vemos unas brutales desigualdades entre países, especialmente entre los de origen de los viajes desesperados en patera o en trenes de la muerte o con coyotes y los países de destino con los que estos desesperados sueñan.

Aunque ciertamente la economía no explica todo en este mundo, existe una muy fuerte y estrecha vinculación entre el nivel económico de una población y uno de los valores más queridos por el occidente desarrollado: la esperanza de vida.

Si observamos el gráfico de la figura 2, vemos que la esperanza de vida a la que puede aspirar una comunidad o un pueblo, tiene una relación muy directa con un cierto nivel de PIB

20150421 Esperanza de vida y PIB

Figura 2. Relación entre esperanza de vida de los diferentes países del mundo y su renta o PIB per capita. Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Renta_per_c%C3%A1pita

Lo importante de este gráfico es mostrar que la esperanza de vida sube muy directamente como la espuma cuando los niveles de PIB son ínfimos, con cada poquito de subida del PIB por persona. Y también muestra, que a partir de un cierto momento (en torno a los 10.000 dólares de PIB por persona y año, grandes aumentos de los ingresos no conducen a vivir mucho más.

Otra forma de verlo es con el indicador llamado índice de Desarrollo Humano (IDH)

20150421 IDH

Figura 3. Relación entre Índice de Desarrollo humano (IDH) de los diferentes países del mundo y su renta o PIB per capita. Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Renta_per_c%C3%A1pita

Este índice, adoptado por Naciones Unidas mide más el bienestar humano que la riqueza material o la simple duración estadística de la vida humana promediada. La curva tiene también una relación muy estrecha con el PIB por persona. Y también muestra que incrementos pequeños de riqueza para los más desheredados pueden producir mucho bienestar y alcanzar ciertos niveles de dignidad humana (hacia el 0,7 ya se estaría en ellos), mientras que con incrementos importantes del PIB per capita no se mejora sustancialmente en mucho más desarrollo Humano.

Pero sigamos analizando. El consumo de energía primaria en el mundo (que integra consumos particulares de cada tipo de energía, hasta la que se consume de forma eléctrica, que es de más calidad y exige más desarrollo), tiene también otra mirada similar, como ya he mostrado en otras ocasiones.

20150421 IDH vs Energía

Figura 4. Fuente: Datos de United Nations Development Program. http://www.thewatt.com/node/170

También aquí la curva de los países muestra que con muy poco aumento de consumo de energía por persona, se pueden alcanzar cotas de desarrollo humano (bienestar humano) considerables. E igualmente, que a partir de un cierto nivel de consumo, situado en unos 2.000 kilos de petróleo equivalente por persona y año, el bienestar no aumenta de forma relevante, aunque el consumo de energía por persona se multiplique cinco o seis veces. Otra reveladora identidad de nuestra realidad mundial.

El gráfico tiene dos variantes que siguen mostrando esta identidad de relaciones y sacando a la luz el drama de los desequilibrios enormes entre los distintos países del mundo. Una de ellas es la representación, con una curva igualmente de relación muy directa con las anteriores y que vincula a su vez el nivel de desarrollo humano (bienestar) y las emisiones de CO2 por persona y país. De nuevo se muestra que se puede emitir poco y mantener un nivel de desarrollo humano digno y que aumentar las emisiones de forma desaforada no condice necesariamente a un mucho mejor nivel de bienestar humano

20150421 Emisiones vs IDH

Figura 5. Emisiones de CO2 por persona y año frente al nivel de desarrollo humano por países. Fuente http://www.thewatt.com/node/170 con datos de United Nations Development Program

20150421 huella vs IDH

Figura 6. http://en.wikipedia.org/wiki/Sustainability

La otra variante es la de la figura 6, que muestra la relación existente entre el desarrollo humano (bienestar human)o que tienen o disfrutan los ciudadanos de algunos países y la huella ecológica que generan estos mismos países. De nuevo, se observa que para vivir bien o con un mínimo de dignidad o bienestar humano, no es necesario consumir desaforadamente.

Pero si volvemos a la relación entre consumo de energía y nivel de PIB por persona en todos los países y grandes regiones del mundo, la figura 7 es bastante incontestable:

20150421 Consumo de energía por países y regiones y PIB

Figura 7. Consumo de energía y PIB per capita por países y regiones. Datos BP Statistical Review 2011 y elaboración propia

En la figura se representa el consumo por persona en cada país o gran región, en vatios de potencia equivalente (en negro), y el PIB también per capita de cada país o región, representado por una estrella roja. En el eje de abcisas se representa la población humana. Este gráfico analizado de forma combinada con los anteriores gritan varias evidencias:

1. La relación entre disponibilidad energética y uso de la energía está muy directamente vinculada al PIB de los países y regiones del mundo (ver los niveles de consumo de energía primaria, que son el sumatorio de los distintos tipos de energía y el nivel de PIB representado por la estrella roja de cada país o región.

2. Aproximadamente el 70% de la población humana, que llamaremos de países empobrecidos, vive con el 30% de los recursos energéticos (y por los gráficos anteriores vemos que una proporción similar de los recursos naturales y bienes y servicios), mientras el 30% de la población de los países enriquecidos dispone del 70% de los recursos planetarios. Este brutal nivel de desigualdad explica muchas cosas sobre las tragedias migratorias y las crisis humanitarias. La desigualdad ha ido creciendo con el tiempo y sólo la limitación de algunos recursos claves, entre otros el petróleo, ha propiciado que algunos países empobrecidos, llamados emergentes, con una masa crítica suficientemente grande, hayan podido reducir ligeramente estas desigualdades con los países enriquecidos, aunque también, copiando a los países enriquecidos, a base de detraer en beneficio propio del pastel general o mundial de recursos del que disponen países empobrecidos y enriquecidos.

3. Si la energía es la capacidad de realizar trabajo y el trabajo es la esencia de la actividad humana que determina el nivel de actividad económica, disponer de energía y del control de sus mecanismos de exploración, extracción, transporte y refino de la misma para su uso, determina bastante fielmente, a su vez, el nivel de PIB y con éste, el nivel de esperanza de vida de las poblaciones del mundo y también el nivel de su bienestar.

4. Al mismo tiempo, el mundo industrial y tecnológico que hemos construido, nos dice que se han alcanzado estas cuotas no si un precio enrome, como es que los que más disfrutan sean los que más contaminan (per capita), aunque sus maquinarias de propaganda nos traten de convencer de lo contrario presentando datos por países y no por persona y también y sean los que consumen como si tuviesen entre tres y cinco planetas como el que tenemos a su disposición. Esto se ve meridianamente claro en las figuras 5 y 6 más arriba.

5. Con los conocimientos que tenemos en la actualidad, sabemos que los recursos energéticos fósiles son finitos. Ya estamos en el cenit de la producción mundial de petróleo y muy pronto en la del cenit del gas y del carbón, que hoy representan un 80% del consumo energético mundial. Si a esto se suma la biomasa, de la que por el agotamiento de los bosques ya no se puede esperar más, tenemos el 90% de nuestra dieta energética actual. El resto es energía nuclear, también limitada en reservas de uranio y con su propio cenit a la vista y energía hidroeléctrica, con la limitación absoluta de uso de embalses en cuencas. Las modernas renovables, apenas producen electricidad y no llegan pese a sus enormes despliegues, ya ralentizados en los dos últimos años ni al 3% del consumo mundial de electricidad, que es el 1% del consumo de energía primaria.

Por tanto, no podemos esperar que en el futuro, ninguna fuente milagrosa de nueva energía venga a solucionar las graves diferencias de uso que hoy existen en el mundo, como se evidencia en la figura 7.

De hecho, incluso aunque surgiese esa milagrosa nueva fuente de energía, hay que plantearse seriamente si habría que hacer uso de ella y seguir destrozando más el planeta con la enorme capacidad de transformación de la naturaleza (no otra cosa es la energía en tanto en cuanto “capacidad de realizar trabajo”) que ofrecería esa nueva fuente.

De nuevo las matemáticas y la ciencia pueden ayudar a analizar los posibles escenarios evolutivos de la sociedad mundial, con el gráfico de la figura 8

En este gráfico se observa que cualquier intento de hacer llegar a los países empobrecidos del mundo a los niveles de, por ejemplo, la Unión europea de los 15 conllevarían, matemáticamente hablando a la necesidad de duplicar el consumo de energía mundial actual que está en los 13.000 millones de toneladas de petróleo equivalente por año.
20150421 PIB y consumo de energía modelos EEUU y Europa

Figura 8. Consumo de energía primaria por tipos de energía y países y regiones

Lo que es peor, cualquier intento de los países empobrecidos de alcanzar el “American Way of Life” o modo de vida americano (ese que el presidente George W. Bush decía que era “innegociable”), implicaría que el mundo debería cuadruplicar su consumo de energía y como consecuencia, también el uso de materias primas y de recursos naturales que conlleva esa mayor disponibilidad de energía, como hemos visto.

Estas diferencias son tan onerosas y alcanzan tal nivel entre países empobrecidos y enriquecidos, que los movimientos como el del 0,7% del PIB, porque el que en Occidente se propone destinar esta cantidad del PIB de los países enriquecidos a la mejora o desarrollo de los países empobrecidos, queda en un ridículo espantoso por su absoluta inutilidad. Supone una nueva y sibilina forma de ofrecer limosna a los empobrecidos para que los enriquecidos puedan dormir más tranquilos. No, es otra la vía que hay que tomar. Ni es el 0,7%, ni el 7%. Está más cerca, matemáticamente hablando del 70% lo que los países enriquecidos deberían ofrecer o entregar o mejor dicho, dejar de esquilmar a los países empobrecidos para alcanzar cotas de equidad, justicia social y equilibrio planetario.
Todavía peor, en la actualidad, de las figuras 6 y 8 se puede desprender que incluso con el consumo tan desigual e injusto que deja a muchos por debajo del nivel de la mínima dignidad humana, mientras otros derrochan como si no hubiese mañana, ya estamos consumiendo como si hubiese un planeta y medio, donde tenemos solo uno. Hemos ya sobrepasado, según Naciones Unidas, el umbral de sostenibilidad planetaria con los consumos actuales y algunos países y regiones enriquecidas, lo han sobrepasado cuatro o cinco veces. Por tanto, malas noticias para los que piensan en que se podrá seguir creciendo. La reducción de la desigualdad y una mejor distribución de la riqueza solo se pueden dar HACIA ABAJO en el consumo de energía y bienes materiales

El SÍMIL DEL CONDENSADOR EN LAS RELACIONES INTERNACIONALES

En electrónica se estudia el comportamiento de los condensadores. Se trata de dispositivos electrónicos que constan básicamente de dos placas conductoras separadas bien por aire, que es un aislante o mal conductor, a veces separadas por el vacío que es un mejor aislante que el aire y generalmente por un material aislante llamado dieléctrico.

20150421 Condensador

Figura 9. Esquema de un condensador

Si se aplica una diferencia de potencial a ambas placas, estas se cargan, una con cargas positivas y otra con cargas negativas de forma proporcional al voltaje que se aplica. La carga que el condensador es capaz de acumular como diferencia entre placas determina la capacidad del condensador. La carga que puede soportar el condensador de diferencia de potencial entre extremos está también en función de la superficie y tipo de placas conductoras en ambos lados, de la llamada permitividad del aislante. Se conoce como rigidez dieléctrica el campo máximo que puede soportar el dieléctrico o aislante de un condensador sin romperse o perforarse por el salto de los electrones en busca de igualar el potencial con las cargas positivas del otro lado. Y se conoce como factor de pérdida de un dieléctrico o aislante la cantidad de energía eléctrica que un condensador puede almacenar con esta diferencia de potencial, debido a las graduales e inevitables fugas de electrones que suceden a través del mismo con el tiempo que el condensador está cargado y soportando esta diferencia de potencial.

Conviene en este punto resaltar que por muy bueno que sea el aislante, hay siempre un nivel de diferencia de potencial suficientemente grande, con capacidad de romper o perforar el dieléctrico o aislante y hacer saltar a los electrones hacia las cargas positivas. El mundo de la electrónica lo que hace es regular de forma ordenada y en su propio provecho, para realizar funciones útiles, las cargas y descargas de los condensadores.

Nuestro mundo se está comportando en estos momentos de manera bastante similar a un gigantesco condensador, pero sobre todo los que vivimos en países enriquecidos nos resistimos a analizar las causas y mucho menos a proponer soluciones que pudiesen amortiguar las desgracias de este mundo. El símil sería algo así:

Las injustas relaciones entre países de los últimos siglos (en terminología marxista, de intercambio desigual), han ido cargando gradualmente de tensión, por un lado a la placa de los países empobrecidos con una carga negativa de electrones. Por el otro, los países enriquecidos se han ido favoreciendo, en le lado de la placa con cargas cada vez más positivas.

20150421 simil de condensador y batería

Figura 10. Símil entre la situación mundial actual y un condensador en carga

Todo especialista en electrónica sabe que si la carga aumenta de forma imparable y constante, hay que ir aumentando el dieléctrico o aislante y mejorando sus propiedades. Este símil se ve perfectamente en muchos lugares, donde los enriquecidos, para proteger sus privilegios, levantan muros como el muro israelí de la vergüenza para aislar a Gaza y a los pueblos de Cisjordania. O las vallas de Melilla y Ceuta o los multimillonarios sistemas de vigilancia costera en el Estrecho de Gibraltar. O con dispositivos pensados más para evitar que los “electrones” del sur salten a la placa del norte a disfrutar de las cargas positivas, como el de la Operación Tritón en Italia, financiada por la Unión Europea, que realmente para ayudar a los desesperados a no ahogarse en el intento. O como el vergonzante muro fronterizo de miles de kilómetros que EE.UU. ha levantado en su frontera con México.

20150421 Dielectricos fronterizos

Figura 11. Algunos ejemplos de “dielectricos” o aislantes fronterizos entra países enriquecidos y países empobrecidos.

Pero al igual que con los condensadores, por mucho aislante o dieléctrico que se coloque, si la diferencia de potencial entre ambos lados es lo suficientemente grande, seguirán saltando los electrones en el condensador y los seres humanos entre fronteras de enriquecidos y empobrecidos. Siempre terminarán los electrones perforando el dieléctrico o los seres humanos rompiendo vallas y muros y eludiendo a las patrullas.

CONCLUSIONES

Hablemos claro y dejémonos de cinismos:

La principal causa de la inmigración africana a Europa o latinoamericana a EE.UU. y similares, es la desesperación de los empobrecidos que no alcanzan un nivel mínimo de dignidad humana y la perversa y engañosa visión de la opulencia y el derroche en el otro lado. Es la creciente diferencia de potencial, el aumento de la tensión y de las desigualdades entre ricos y pobres. Los proletarios están al otro lado de la valla. También están en nuestros soportales, durmiendo en cajas de cartón, aunque no los veamos.

La creciente y vergonzosa diferencia de potencial no se va a poder resolver con engaños falsos prometiendo a los empobrecidos que si se liberalizan alcanzarán nuestro nivel de vida. No hay energía, no hay recursos materiales ni recursos naturales para que todos vivamos como los norteamericanos; ni siquiera como los europeos. Si los hay para alcanzar niveles de vida mínimamente dignos. Ver de alcanzar el cuadrante superior izquierdo de la figura 6 como modelo deseable; un modelo que alcanza un Índice de Desarrollo Humano suficiente para toda su población, pero en un nivel de huella ecológica que no destroza el planeta.

Pero antes de proponer a los empobrecidos (países en el tramo inferior izquierdo de la figura 6) que aspiren a ese modelo austero y difícil y no al modelo consumista y depredador de Occidente, es el opulento Occidente (países en el tramo superior y hacia la derecha de la figura 6), el que tiene que renunciar a esos niveles indecentes de consumo insostenible y proponerse un movimiento hacia el cuadrante superior izquierdo. Esta es la parte más difícil y utópica de la propuesta, porque se trata de los países beneficiados (a costa de la sostenibilidad planetaria y del destrozo y contaminación de nuestro soporte de vida común), se trata de los que poseen la ventaja, el control del comercio, de las finanzas, los que tienen el poder militar; los que muy previsiblemente no quieran, ni sus dirigentes políticos, ni siquiera los más conscientes de sus ciudadanos.

A todos ellos, a todos nosotros, los del lado de la acumulación de cargas positivas, del llamado Estado del Bienestar (a costa de otros y del planeta) un par de sugerencias:

1. Por un lado, a mi no me engañáis con las caridades del 0,7% o con las lágrimas de cocodrilo y los minutos de silencio cada vez que 700 empobrecidos se ahogan o prometiendo presupuestos siempre ridículos para mantas y para acoger en centros a los electrones y humanos que siguen saltando a pesar del dieléctrico. No es suficiente y lo sabéis. No tenéis vergüenza hablando del efecto de llamada, como si los principios físicos se pudiesen vulnerar o las criminales diferencias sociales que hemos creado se pudiesen ignorar o tapar con vallas, con muros, con aviones y barcos, o negociando con gobiernos peleles y crápulas en el otro lado para que hagan las tareas de policía malo y contengan la marea humana lejos de nuestra vista en sus propios países a bastonazos y tiros. Esto solo se arregla rebajando literal y físicamente las diferencias de tensión entre unos y otros y ya sabéis el camino.

2. Os pongáis como os pongáis, el modelo está agotado. Los enriquecidos tienen o tenemos también el destino de terminar en la zona izquierda del cuadro 6, sea por decisión voluntaria o sea por la fuerza de los hechos, cuando los dieléctricos o aislantes terminen por no servir de nada y las tensiones se igualen. Que sea en la parte superior del lado izquierdo, con un nivel aceptable de dignidad humana para todos o que sea el caos completo para todos y todos terminemos en el lado inferior izquierdo, sólo depende de si somos capaces de tomar conciencia de este problema y actuar de forma diferente a una bacteria o a un gen egoísta, como hemos venido haciendo hasta ahora.

Los intentos tradicionales de los poderosos o enriquecidos de frenar la marea humana, esos miles de millones de proletarios del mundo que solo tienen las cadenas por perder y que se empiezan a rebelar serán imparables, mientras haya diferencias onerosas e insultantes y ellos se estén muriendo en la miseria.

Los intentos realizados en las dos últimas décadas para intentar mantener el control de los recursos del planeta, especialmente los energéticos, mediante el uso de la fuerza militar, han probado no sólo que no se han conseguido los objetivos de mantener los privilegios y acallar a los esquilmados, sino que han acelerado el agotamiento del modelo, del que la crisis sistémica y global que padecemos desde hace ya más de siete años es el exponente más visible. Los intentos de controlar el crudo en Oriente Medio han provocado un desastre humanitario sin precedentes en Irak, Siria. También en el norte de África en Libia, lo que ha supuesto este aluvión humano de desesperados lanzados directamente a la edad de piedra desde un nivel de relativo bienestar que antes tenían. Avalancha humana de la que ahora nos lamentamos, con cínicos rasgados de vestiduras de los incapaces de reconocer esta responsabilidad en el desaguisado. Nigeria es otro país que aporta muchos desesperados, mientras seguimos impertérritos extrayendo sus recursos de forma salvaje y sin conciencia. Mientras, en el enriquecido occidente, nos construimos argumentos ridículos que puedan seguir justificando nuestra intervención en defensa del expolio tradicional. La geografía del petróleo ya lo he dicho varias veces, coincide cada vez más sospechosamente con la del terrorismo y especialmente con la del terrorismo islámico.

Depende de nosotros, si. Sobre todo, de nosotros los occidentales.

Pedro Prieto. Madrid, 21 de abril de 2015


23 comentarios on “EL CINISMO HUMANITARIO OCCIDENTAL”

  1. Jaume dice:

    ¿No deberia empezar todo por el control de natalidad? ¿No es la creciente desigualdad una consecuencia necesaria de la total y absoluta falta de control de natalidad existente en el mundo? ¿Porqué no incluye Pedro Prieto los siguientes gráficos en su análisis?
    http://es.wikipedia.org/wiki/Poblaci%C3%B3n_mundial

    • Cualquier gráfico sobre la evolución demográfica está por supuesto muy directamente relacionado también con la disponibilidad de energía primaria. Si no he incluido ningún gráfico al respecto es porque no tengo seguro que hay que empezar por el control demográfico, por muy necesario que pueda parecer. A todo el que está a favor del control demográfico, hay que ponerle por delante la necesidad de que empiece por sí mismo a autolimitarse en el derecho tan básico a la reproducción que tenemos los seres humanos en particular y los seres vivos en general. La discusión entonces se extendería hasta el infinito, tratando de ver quien, cuándo, cómo o dónde habría que controlar a la población. Sería inútil e interminable. ¿Se puede exigir a los chinos que tengan solo un hijo en los próximos 100 años porque geográficamente han nacido en un país con 800 ó 1.000 millones de habitantes? ¿Es culpa suya esto? ¿Se podría exigir a los habitantes de Singapur no tener ninguno por densidad de población? ¿Somos en España un ejemplo de sostenibilidad planetaria por tener 46 millones de habitantes en 500.000 Km2 y la tasa de natalidad más baja del mundo? ¿O somos una cagada de país contaminante mucho más allá en per capita que la destrozada Nigeria con sus 175 millones de habitantes, que consumen una miseria y tiene tres o cinco hijos por pareja porque se les mueren dos en promedio y no tienen acceso ni remotamente a un médico, cuando más a una píldora anticonceptiva o a un preservativo? ¿Vas a ir tu a darles lecciones de lo que tienen que hacer en Nigeria desde España en materia de control de la natilidad, cuando somos nosotros los que estamos jodiendo su propio país (junto con otros muchos consumidores occidentales) a base de expoliarles los 2,5 millones de barriles diarios que ellos ni huelen y de talarles los árboles de maderas nobles para que nuestros salones luzcan lustrosos y llevarnos su coltán, sus diamantes y demás?
      Sinceramente, creo que hay que sugerir, por muy utópico que parezca, que PRIMERO Y ANTES QUE NADA, los occidentales que consumen (consumimos) y destrozan (destrozamos) el 70-75% de la energía y de los recursos naturales del mundo, empecemos a bajar el pistón de este expolio, antes, mucho antes, que aparecer, como ya han hecho algunos, con misioneros y médicos de ONG’s occidentales enviados a los países más miserables para esterilizar mujeres en los partos sin informarlas antes o para lanzar contenedores de preservativos en paracaídas desde los Hércules C-130.
      Espero haber dejado clara mi postura y no, no estoy a favor de la multiplicación exponencial de la población, sino de la paternidad responsable, pero éste deseo, no se puede generalizar y mucho menos imponer desde el punto de vista del occidental, del que tiene un dispensador de preservativos en cada bar o un ambulatorio donde ir a pedir la píldora del día después.

      • Francesc Raset dice:

        Observando la relación de la natalidad y la juvilación se revela que el principal objetivo de tener muchos hijos es sobrevivir en la vejez. A medida que se ofrecen mayores garantías sociales a la vejez disminuye la natalidad. ¿Cual es el grado de asistencia a la vejez que resituaría el indice de natalidad al grado necesario? ¿Qual es el coste?
        N

  2. Jaume dice:

    Totalmente de acuerdo contigo Pedro. Por supuesto que occidente tiene que bajar la marcha del consumo energético para hacerla más sostenible y justa. Si hablo del control de natalidad es porqué pienso que se trata de uno de los grandes tabús cuando se tocan estos temas. Porqué realmente hablar del control de natalidad es feo. En seguida se le puede criticar a uno de “fascista” o de no respetar los derechos humanos. Por lo tanto, políticos y la gente en general acostumbra a pasar de puntillas sobre este asunto, quedando relegado exclusivamente al ámbito de la ciencia-ficción. Pero las matemáticas y los datos siguen sobre la mesa. ¿Esta preparada una Nigeriana para mantener a 7 hijos?
    Preservativos y educación sexual son buenos métodos para controlar la natalidad, y además apoyados por todos (bueno, casi todos, solo faltaria una señal del nuevo papa Francisco apoyando los condones de una vez por todas, aunque no creo que falte mucho para ello). ¿Pero que hacemos con el aborto? ¿Vulnera el aborto los derechos humanos? ¿son “fascistas” los chinos por implantar la ley del hijo único? ¿que pasa con las adopciones de los homosexuales? ¿Es lícito “vacunar” a una niña de 14 años contra los hijos prematuros igual que se la vacuna contra el sarrampión?
    Sé que el control de natalidad es un tema delicado, incómodo, pero hay que recordar que las guerras y las hambrunas no son más que una forma indirecta de control de natalidad y recursos. Prefiero otros métodos basados en la planificación y creo que ya va siendo hora de ir preparando un plan. Desde luego, el tiempo apremia.

    • Yo no tengo ningún tabú respecto del control de natalidad, según como se plantee. Si se plantea de forma voluntaria para la población o a través de programas de formación y utilización de los diversos métodos que existen, que son muchos. Jamás juzgaré a una mujer por decidir abortar; un problema tan suyo que entrar en ello me produce urticaria. Me gustan mucho menos las políticas impuestas masivamente a la población, cuando atenta contra sus derechos básicos, sobre todo cunado limitan la procreación de la pareja a un solo hijo, que hace perder el concepto de hermano al nacido y el derecho a tenerlos (algo que quizá te parezca tonto, pero es esencial). No se qué significa “vacunar” a una niña de 14 años contra hijos prematuros; me temo que algo sospechoso. Pero aplicar esto en las tribus de yanomamis en la Amazonia o en las tribus de los pantanos del sur de Irak, donde habitualmente las parejas se casan muy cerca de llegar a la edad núbil, me parecería una aberración. Para mi no hay temas delicados, pero estoy muy prevenido contra la imposición de formas de vida de las sociedades dominantes a las demás sociedades. Me parece muy retórica y peligrosa la pregunta de si “está una nigeriana preparada para tener 7 hijos”, porque mi bisabuela los tuvo y dos de ellos se le murieron, pero creo que sí, que estaba preparada, en sus momentos y en sus circunstancias, y me hubiese molestado mucho que en 1900 un finlandés, por ejemplo, hubiese venido a preguntarse si mi bisabuela estaba preparada para ello. Seamos cautos y analicemos todo. El problema a veces de la planificación familiar es que se hace CONTRA otros y en favor de unos. Y eso, sinceramente, puede resultar peor si se impone, supuestamente desde una teórica planificación “pacífica” que si se hace mediante una guerra. Al menos en la guerra, siempre puedes coger el fusil contra el enemigo. En una planificación mal hecha, quizá te encuentres castrado o esterilizado antes de haber podido defenderte.

  3. Jaume dice:

    No, desde luego no me parece correcto castrar ni esterilizar a nadie. Pero los tiempos actuales son muy diferentes al año 1.900, y creo que ya estamos en condiciones para evitar algo tan absurdo como los embarazos no deseados. Estoy seguro que tu bisabuela y muchas nigerianas actuales tienen muy claro cuantos hijos quieren tener, y me parece muy bien. Pero también estoy seguro que con una información adecuada y acceso a los medios adecuados muchas mujeres o niñas no dudarian en tomar pastillas anticonceptivas para evitar unos hijos que no desean ni tienen medios para mantener.
    En resumen: El crecimiento económico exponencial és tan tóxico como el crecimiento demográfico exponencial. Toca estacionar.

    • Jaume:

      La opinión de que los tiempos actuales son muy diferentes a los del año 1900 son propios del que cree que la información sobre medios anticonceptivos y disponibilidad actual de los mismos está al alcance de cualquiera de los 7.000 millones de habitantes del planeta, es un típico desenfoque del occidental típico que, como decía, tiene a su disposición máquinas dispensadoras de preservativos en cada esquina, clínicas para abortar de forma estéril y garantizada, leyes que cubren los supuestos, DIUs, ligaduras de trompas o vasectomías, programas y folletos editados por su comunidad y por su gobierno, píldoras del día después en el ambulatorio de la esquina y demás. No se si eres consciente de que la inmensa mayor parte del mundo NO ES ASÍ. Y no se si te parece moral o adecuado, según tus opiniones, empezar a dirigirte a los miles de millones de desheredados de este planeta para ofrecerles este tipo de servicios antes que cosas que no tienen habitualmente como una hogaza de pan, un médico para el parto, una aspirina, un vaso de agua potable que evite las diarreas, un sacamuelas que les quite una caries, un techo, una vacuna simple, un profesor para aprender a leer y enterarse de lo que dicen los folletos soltados desde una avioneta sobre anticonceptivos y demás. Me parece bastante gratuito preocuparse desde Occidente de que TODO EL MUNDO tenga primero que nada anticonceptivos y medios, por el problema de sobrepoblación que puede representar para los que sabemos interpretar gráficos del crecimiento exponencial poblacional, antes de que estas gentes puedan tener cosas tan básicas. Y da la casualidad de que las relaciones sexuales, una de las pocas cosas placenteras que tienen los desesperados de este mundo, no exigen ni saber leer, ni tener siquiera ropa. Veamos las cosas desde puntos de vista más generalizables.

  4. luismmm dice:

    Y de que sirve el control de natalidad? si vamos a seguir dentro del sistema capitalista.

  5. luismmm dice:

    Querido Pedro, estoy de acuerdo en todo menos en una cosa, el comunismo y la Unión Soviética no han fracasado, y la mejor prueba es que cada dia se empeñan en convencernos de lo terrorificamente malo que es un modesto pais como Cuba.

  6. Kambei dice:

    Aún recuerdo aquello de USA for Africa. Nada como un buen marketing. Un cordial saludo. El artículo, para abrir portada en toda la prensa hispanohablante …

  7. crates dice:

    Hola Pedro.

    Qué gran artículo.
    No tengo mucho más que añadir porque no veo nada que haya que discutir. Tienes más razón que un santo.
    Permíteme que versione aquí, esas palabras del manifiesto comunista con la que haces tu entradilla, que tanto me emocionaron en mi juventud:

    “PROLETARIADOS DEL FUTURO, UNÍOS”

    O estas otras del gran Durruti:

    “…Sabemos que no vamos a heredar nada más que ruinas, porque la burguesía tratará de arruinar el mundo en la última fase de su historia. Pero -le repito- a nosotros no nos dan miedo las ruinas, porque llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones. Ese mundo está creciendo en este instante”.

    Ojalá que así algún día sea, y que las nuevas generaciones aprendan de ellas, adaptándolas sabiamente a las nuevas circunstancias con las que se van a encontrar en sus vidas.

    Un saludo cordial Pedro, y gracias por tu gran trabajo.

  8. Miguel López dice:

    Ayer me llegaba un post del blog Do The Math en el que el autor se sorprendía al confirmar que, como a Chris Martenson, sus lectores son una minoría … y sesgada. Esto le hace temer que haya un techo bastante bajo (inferior al 10% de la población) al que puede llegar el mensaje sobre los límites, voy a llamarlo así y que no exista masa crítica para iniciar un cambio.
    En el caso del grito de Pedro Prieto (perdóname, pero te visualizo como uno de los viejos y acertados profetas de antiguo testamento) creo que pasa algo parecido: sólo una minoría puede recibir el mensaje y, quizá, actuar en consecuencia. No nos queda ni el consuelo de imitar a los mormones del siglo XIX y emigrar hacia una Utah en la que vivir a nuestra manera austera en lo material y profundamente humana. Porque ni Cuba se librará de las consecuencias del cambio climático. ¿Te imaginas una hipotética flota de balseros armados hasta los dientes dirigiéndose hacia la isla desde una Florida devastada por huracanes e inundaciones? Yo sí.
    El libro, brevísimo y terrible, titulado “10.000 millones” termina con la respuesta de un investigador joven y brillante a esta pregunta del autor: Si sólo pudieras enseñarle a tu hijo una cosa, ¿qué elegirías? La respuesta fue: a usar un arma de fuego. El futuro ya empieza a dibujarse en la imaginación de algunos. Recomiendo la película Die Kommenden Tage, en la que se habla de guerras por los recursos en los años 20 de nuestro siglo, ecoterrorismo, BAU a pesar de todo y sale un futuro FRONTEX que vigila un muro construido … en los Alpes. Qué distinta perspectiva cuando nos situamos del otro lado de la valla.
    Un saludo muy cordial y sigue tan claro y valiente como siempre.

  9. Jaume dice:

    Volviendo al tema de la demografia…si hay algo que merece invertir dinero en ser investigado por su potencial de futuro no es la investigación de Marte ni la energia de fusión del ITER, sinó desarrollar una pastilla anticonceptiva que con una sola toma garantize 1 año entero de efectividad. Eso sí seria un paso de gigante para la humanidad. Si la gente desde el año 1900 hasta hoy tuviese la oportunidad de tener hijos de manera consciente y planificada en lugar de por descuidos imprevistos, hoy en dia no llegariamos ni a la mitad de la población actual. Al haber menos gente en el mundo, las personas serian más valorada laboralmente y en todos los aspectos, por lo que la desigualdad seria muy menor a la actual.
    Lo que está claro es que 2 hijos por mujer garantiza el reemplazo generacional sin aumentarlo, es decir, estacionándolo. Permite a cada pareja disponer de 2 hijos y el derecho al hermano que tú comentabas. Más de 2 hijos por mujer era posible en 1900, pero es sencillamente insostenible hoy en dia.

  10. gomezlara dice:

    Reblogueó esto en Machacando Zombisy comentado:
    Etnocentrismo que no cesa…

  11. Sobre la cuestión demográfica.

    No creo que sea un trauma el no tener hermanos. Yo soy hijo único y además de dar fe de que no me siento traumatizado, afirmo que he podido jugar y pelearme con otros “hermanos y hermanas” que aunque no tenían los mismos progenitores, compartíamos las mismas ilusiones y desilusiones, esperanzas y desesperanzas.

    Y en estos momentos, y más aún en el futuro, cuando el PEAK-OIL apriete de verás, no como los tímidos escarceos de la crisis actual, estoy convencido firmemente de que hay que DECRECER no sólo consumiendo menos (mucho menos los llamados occidentales) sino que debemos ser menos a consumir, esto es que HAY QUE DECRECER DEMOGRÁFICAMENTE.

    En las actuales circunstancias tampoco soy partidario de medidas coercitivas (aunque no las descarto en el futuro, pues creo que es mejor prohibir tener más de un hijo, que condenar a los que nazcan a la pena capital no por garrote vil, que sería mucho más humano, sino por la lenta pena de MUERTE POR HAMBRE.

    Por eso mi propuesta, en el día de hoy es gravar vía IRPF a aquellas personas que tengan más de 0,5 hijos per cápita (lo cual haría obligatoria la prueba de paternidad para los casos en los que el hombre -una vez más la discriminación machista- no asumiese la paternidad).

    Por ejemplo duplicar el porcentaje de la cuota a pagar, en el caso de tener 1 hijo per cápita (2 hijos por pareja), triplicarla en el caso de 1,5 (3 por pareja) y así sucesivamente, y estableciendo unas cantidades mínimas para cada supuesto, para que incluso los más desfavorecidos económicamente tuviesen esta espada de Damocles reproductiva sobre sus cabezas.

    La prueba del 9 de lo acertado de esta medida es que que es justamente lo contrario de lo que se está haciendo ahora y que es jaleado por las huestes del OPUS.

    Saludos “infracturables”,

    AMADEUS

    p.d.: ¿qué estoy loco? Tal vez, pero esta, mi locura, no es sólo más que un anticipo de las locuras que nos van a aflorar en cuanto el PEAK-OIL nos aprite las tuercas de nuestras escasas meninges…

  12. Carlos de Castro dice:

    En realidad, Jesús María y Jaume, el problema no es sencillo como bien sabéis. Según la propuesta, los hijos de los ricos tendrían hermanos, y serían ellos los que además, per cápita más depredarían sobre el sistema.

    Las cuentas que propone Pedro son claras: tener un hijo “promedio” en EEUU equivale a tener 8 o 10 en la India. Los que “sobran” si es que sobran, son los ricos (o más bien el hiperconsumo). Luego las clases medias (aquí estoy yo y mi hijo, que equivale, si fuera promedio, a 3 o 4 de la India). Por último los pobres.

    Pero aún así, la cosa está tan mal (energía, materiales, caos climático, pérdida de biodiversidad y una enooorme desigualdad humana lacerante e injusta) que efectivamente no vamos a poder ser 5000 millones en 2100, puede que incluso ni 1000 millones. Y lo peor es que si a duras penas nos acercamos a 5000 millones seguiremos deteriorando el sistema -bajo cualquier nivel de pobreza- y seguiremos descendiendo con el risgo no ya de colapso de civilización si no humano.

    Y por tanto, finalmente, el tema de la población también hay que discutirlo. Pero si no empezamos por occidente, todo sonará y será, un fascismo y un genocidio universal, vestido de eco: un ecofascismo. Solo cuando descendamos aquí en un 80 o 90% nuestros niveles de consumo podremos empezar a plantear el descenso ordenado de la población. Esa es la batalla primera y única, si no, las élites usarán de excusa esos argumentos de exceso de población (ya lo están haciendo). Si no somos lo suficientemente solidarios para hacer ese descenso del consumo aquí, no habrá posibilidad racional de descenso de población. Es cuestión de ordenar prioridades.

    Y luego sí, bajo la hipótesis solidaria anterior, nos enfrentaríamos al descenso voluntario de la población, pero este sería más fácil; pues habríamos seguido el camino correcto.

  13. Jaume dice:

    Aquí no hay una batalla “primera y única”, Carlos de Castro. Aquí lo que tenemos es una cultura social, familiar, ética, política, económica, jurídica, religiosa y educativa que tiene que rehacerse desde sus cimientos porqué la que hemos heredado de nuestros bisabuelos de 1900 ya no funciona. Bienvenido sea el equilibrio energético y consumista entre paises. Yo solo pido que no despreciemos otras medidas que también permitan aspirar a una sociedad futura más justa y equilibrada, como puede ser el control demográfico y de natalidad (eutanasia, aborto, educación sexual escolar, uso preventivo de anticonceptivos en menores de edad, normalización de la adopción para parejas homosexuales, etc…).
    Respecto el tema del IRPF, que comenta Jesús María Garijo, pongo a colación un extracto de la situación actual en españa:
    Fuente: http://finanzas-personales.practicopedia.lainformacion.com/declaracion-de-la-renta/como-funciona-la-deduccion-por-numero-de-descendientes-de-la-declaracion-de-
    Desgravación actual en el IRPF:
    -1836 euros por el primer hijo
    -2040 euros por el segundo hijo
    -3762 por el tercer hijo
    -4182 por el cuarto hijo
    Estas cantidades son acumulativas, lo que quiere decir que si se tienen dos hijos, se podrá deducir un total de 3876 euros -1836 del primero y 2040 del segundo-. Si el hijo es menor de 3 años, a la cantidad deducible por el mismo se le añadirán 2244 euros.

    ¿No seria más conveniente aumentar la desgravación hasta el 2ª hijo en detrimento del 3ª y sucesivos? ¿no favoreceria esto las familias estacionadas en lugar de las familias numerosas, facilitando la igualdad para todas las mujeres en su acceso a la maternidad? Y no, Carlos de Castro, esto no favoreceria a los ricos, sinó a muchas mujeres jóvenes (yo conozco a varias) que actualmente renuncian a ser madres por problemas económicos.

  14. Sergio dice:

    La verdad Pedro, es que comenzar la lectura de un artículo de actualidad (¡de ésta cruda, terrible e infinitamente dolorosa actualidad!), con el llamamiento del “Manifiesto”, seguramente debe constituir una osadía imperdonable para los lacayos de este podrido modelo del capital, además de algo absurdamente “demodé” para los representantes de la “inteligencia” oficial, fieles cultores de Lampedusa.

    Pero para nosotros ( a mi con esto me sucede como a Crates) los que seguimos siendo y sintiéndonos orgullosamente “proletarios”, es un regalo para el corazón.

    Como dicen por el barrio, te mando un abrazo de.aquellos.

    Sergio.

  15. Abraham dice:

    excelente post de PP, en efecto, concuerdo con el que detras de esa migracion esta la creciente desigualdad, ademas de otras causas. en mi caso lo que conozco de mi pais Mexico, es claro en comparacion con el vecino USA, nada mas ver las estadisticas de 1 siglo a la fecha, desde que afinaron bien el sistema de la bomba de succion de riqueza llamada dolar, las diferencias de ingresos percapita pasaron de 3 por 1 a 15-20 por 1.

    El dinero no lo explica todo, pero si una muy buena parte. Y luego estan sus movimientos ocultos, provocar conflictos, sus guerras en paises mas alla de sus mares, pero eso ya seria otro tema aparte.

  16. fermin dice:

    en fin un cumulo de contradicciones, tabues y los mitos de siempre para defender lo indefendible, vamos que terminemos comiendo mierda todos o algo peor, pero eso si la natalidad ni tocarla, y estos son de izquierda?, no se en que se diferencian del papa.

    Hasta la coronilla de unos y de otros, que locura de mundo.

  17. francisco diego dice:

    El cinismo humanitario occidental. Que maravilla de articulo. Muchas gracias. La figura 6 muestra claramente que se puede lograr alto nivel de desarrollo en forma sostenible. El caso de Cuba es ejemplar y deberia ser estudiado y adoptado globalmente para arrastrar a los paises ‘avanzados’ hacia la izquierda de la grafica.

    Existe una traduccion al ingles de este articulo? Deberia ser circulado lo mas ampliamente posible. Si no la hay, me ofrezco como voluntario para organizar una traduccion lo antes posible.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s