Un resumen del problema socio-económico-energético

Image

Una de las sesiones del STD 2013 (Foto: UPC).

El pasado junio recibí una invitación para participar en el 6º International Seminar on Sustainable Technology Development, que organiza la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) en su campus de Vilanova i la Geltrú y que se enmarca en el Master de Sostenibilidad que organiza esta facultad. Este año pasado el seminario se centraba en los sistemas energéticos y en la participación de las comunidades, y me invitaron en un formato “diálogo” junto a Pep Salas de la consultora Enerbyte y Lluís Batet, profesor del Departamento de Física e Ingeniería Nuclear de la UPC.

Como la intervención individual debía ser breve (15m), me hice un pequeño guion muy sintético para acompañar las apenas 7 diapositivas que mostré, y al releerlo he pensado que sería un buen resumen de mi opinión sobre la sostenibilidad actual de nuestros sistemas socio-económico-energéticos. Además, he añadido las respuestas a un breve cuestionario que los organizadores nos pidieron que contestáramos los ponentes. Como he dicho, es muy sintético y merecería más explicaciones, pero es lo que tienen los resúmenes…

STD 2013: Diálogo – Daniel Gómez

Algunas de las ideas que me gustaría presentar:

– La demografía (8,6 mil millones de seres humanos en 2035 ) y el desarrollo seguirá aumentando el crecimiento de la demanda de energía durante algunas décadas (35% en 2035 en el Escenario de New Policies del WEO 2012), incluso teniendo en cuenta el estancamiento observado en la demanda de energía en los países desarrollados. Todos los escenarios de la AIE muestran un aumento de la demanda: 1,2 % anual en el New Policies, el 1,5 % en el Current Policies y el 0,6 % en el escenario 450).

– Las transiciones energéticas toman tiempo (históricamente, una fuente de energía primaria tarda 30 años para en cubrir el 10 % de la demanda) , pero el plazo de ejecución necesario para hacer la transición a un sistema energético bajo en carbono exige una acción decisiva ahora. Las fuentes de energía de bajo carbono crecen rápidamente, pero a partir de una pequeña parte del total. También, necesitamos electrificar los usos actuales de los combustibles líquidos derivados de los combustibles fósiles en el transporte.

– La pobreza energética: casi 1,3 millones de personas siguen sin tener acceso a la electricidad y 2,6 mil millones todavía no tienen acceso a agua limpia para cocinar.

– Los combustibles fósiles no convencionales son realmente abundantes, pero sus costos ambientales son altos y su Tasa de Retorno Energético (TRE) es baja. La propaganda sobre el petróleo  y el gas de esquistos muestra que estamos “rebañando el plato”.  Incluso si los recursos de combustibles fósiles convencionales y no convencionales pueden ser extraídos económicamente todavía enfrentamos límites a las emisiones de gases de efecto invernadero.

– Nuestro sistema socio-económico se basa en la suposición de que todos los problemas ambientales pueden ser resueltos a través de mecanismos de precios y tecnologías eficientes y que todos los recursos naturales son generalmente inagotables (y los que no lo son pueden ser fácilmente sustituidos).

– La gestión de la actual crisis financiera y económica demuestra que hay una fuerte resistencia al cambio entre los poderes y las instituciones gobernantes, y que hay una desconexión entre el mandato de los gobiernos elegidos democráticamente y lo que realmente pueden cambiar.

– La Tasa de Retorno Energético (TRE) se refiere a cuánta energía se obtiene a partir de una unidad de energía invertida en una actividad de producción de energía. Es un parámetro crítico para la comprensión y clasificación de diferentes los combustibles. Tenía antecedentes en la idea del ” análisis energético neto” utilizada por Leslie White, Kenneth Boulding y sobre todo Howard Odum.

Respuestas a las preguntas:

1-. Pensando a largo plazo, ¿cuáles son los mecanismos necesarios para fomentar el desarrollo de un sistema energético eficiente y sostenible?

En mi opinión no vamos a tener un sistema eficiente y sostenible hasta que nuestro sistema socio-económico también está orientado hacia la eficiencia y la sostenibilidad, lo que estamos pidiendo ahora es tener un sistema de energía “sostenible” que pueden alimentar el crecimiento infinito en el consumo de material que exige nuestra economía, y que es claramente insostenible.

2-. ¿Qué instrumentos facilitan la participación ciudadana en los sistemas energéticos?

Necesitamos tener una mayor transparencia en los mercados de energía (España), que ayudaría a comprender mejor la formación de precios y cuáles son los costos reales (es decir: un aumento de la penetración de las fuentes renovables en la red eléctrica y sus impactos asociados en el territorio frente al impacto concentrado de la planta de combustible fósil clásica o de energía nuclear). Las cooperativas parecen un buen comienzo para promover las energías renovables y el balance neto en la autoproducción.

3-. ¿Cuáles son las posibilidades de lograr un sistema que opere bajo principios ecológicos y socioeconómicos?

En el sistema actual, muy pocas, como dije en la primera pregunta. Nuestro sistema no está orientado hacia la sostenibilidad, sino hacia la adquisición de los recursos naturales con el fin de disiparlos (¡ni siquiera es “producción”!). Todavía estamos gobernados por el viejo paradigma de un “mundo vacío”, cuando en realidad nos estamos acercando rápidamente a un “mundo lleno”, donde no hay más espacio para los GEI,  y donde se está agotando el capital natural y su capacidad para absorber los desechos. Una clara muestra de esta contradicción es que el indicador de la riqueza dominante, el PIB, no tiene en cuenta el agotamiento del capital natural. Asimismo, los costes del crecimiento económico son compartidos de manera desigual; nos quedamos los beneficios, compartiendo sus costes con los pobres, las generaciones futuras y otras especies. El mandato ético y moral es ayudar a los pobres a alcanzar un nivel digno de riqueza material, mientras que los países desarrollados y el mundo en desarrollo convergen a un nivel de caudal de material que por lo menos nos de algo de margen para maniobrar en caso de que los peores escenarios (escasez de energía, cambio climático desastroso) se hagan realidad.


11 comentarios on “Un resumen del problema socio-económico-energético”

  1. ernesto m dice:

    que sencillo y que complicado que la mayor parte de la gente lo entienda. un saludo

  2. Jose dice:

    Creo que puede interesar esta pregunta y esta respuesta:

    http://tuderechoasaber.es/es/request/peak_oil#incoming-1282

    Si usted lo considera conveniente podría publicarlo en su blog y hacer unos comentarios al respecto. Dichos por mí no tendrían la fuerza suficiente ni necesaria.

    Un saludo.

  3. Dario Ruarte dice:

    Churchill solía decir:

    – Si tengo que hablar dos horas, lo preparo en dos minutos pero, si tengo que hablar dos minutos necesito DOS HORAS para prepararlo.

    A veces los tiempos acotados nos obligan a ajustar el mensaje y, debo decir, tu exposición ha quedado muy redondeada como así también las respuestas que has dado a las preguntas formuladas.

    Good Job!

  4. Ed dice:

    Hola. Me gustaría que dierais vuestra opinión sobre un tema que, desde que empecé a informarme sobre la cuestión energética, siempre me ha intrigado: la posible relación entre el descubrimiento de la abundancia energética y la abolición de la esclavitud explícita y legal en el mundo.

    Sé que a primera vista puede parecer un tema muy aventurado, incluso exótico, pero no se puede negar la “casualidad” de que, después de tantos miles de años siendo legal y explícita en tantos países del mundo, se decida abolirla justo cuando se descubren las posibilidades de las energías fósiles y se empiezan a dar los primeros pasos para aplicarlas de forma masiva. Lo cual me hace dudar sobre si realmente fue una cuestión de ética, como nos cuenta la historia oficial, o si fue una cuestión de conveniencia disfrazada de moralidad. Es más, ¿sería posible el resurgir de la esclavitud legal ante una escasez energética severa?

    Entiendo que es un tema en el que es imposible afirmar nada con seguridad, pero ¿hay bases reales para la duda, al menos?

  5. carlos dice:

    me gustaría ver mas notas de Crisis Energetica, Saludos

  6. luismmm dice:

    Por si quereis ponerlo en el blog acaban de subir esto a Youtube, gracias Pedro por esta interesante charla

  7. luismmm dice:

    Y os dejo tambien esto, Jorge Riechmann en la presentacion de Podemos en Madrid

  8. ernesto m dice:

    Que pensais de Esta información tan optimista sobre la energia solar?.
    Rooftop Solar Will Soon Be Cheaper Than Coal in the EU : Greentech Media
    Las instalaciones solares en techo pronto estarán más baratas que el carbón en la UE
    RenewEconomy, Giles Parkinson
    31 de enero 2014
    Un nuevo estudio sugiere que las plantas eólicas y solares ya compiten económicamente con los combustibles fósiles en Europa. Pronto, incluso los sistemas fotovoltaicos solares en los techos de los hogares van a generar electricidad de forma más barata que el carbón.
    El estudio del Instituto Fraunhofer de Alemania para Sistemas de Energía Solar dice que el costo de la energía solar en la azotea en el sur de Alemania ya es tan barato como 0,08 € por kilovatio-hora. Incluso en el norte de Alemania, donde hay poco sol, la energía solar puede ser generada a 0.14 € kilovatio-hora, la mitad del costo de la electricidad basada en la red.
    El estudio dice que en el 2030 el coste normalizado de la energía (LCOE) a partir de la energía solar fotovoltaica en techo habrá caído a alrededor de 0,06 € por kilovatio-hora. En las regiones más soleadas, como Australia, Oriente Medio, el sur de Europa y el oeste de los EE.UU., por no hablar de África y América Latina, el costo de la energía solar será aún más bajo, alrededor de 0.043 € por kilovatio-hora.
    El estudio afirma que la energía eólica terrestre en Alemania ya está entre 0,05 € por kilovatio-hora y 0,11 € por kilovatio-hora, cifra que es improbable que se reduzca aún más. Los costos de combustible para las plantas de combustibles fósiles, sin embargo, es probable que aumenten.
    “Los sistemas fotovoltaicos incluso pequeñas instalaciones en techo instalado podrán competir con la energía eólica terrestre, y también en el futuro con los mayores costos de generación de lignito, hulla y las centrales de gas de ciclo combinado”, dijo el Fraunhofer ISE Directora Eicke Weber en el informe.
    Click para ampliar
    Fuente: Instituto Fraunhofer para Sistemas de Energía Solar
    El instituto dice que es evidente que la eólica y la solar “ganarán la carrera hacia el liderazgo en costes” con respecto al carbón y el gas. Aunque la energía eólica marina tiene costos más altos, también tiene más horas de funcionamiento a plena carga. Los mayores costos para los sistemas de biomasa son equilibradas por su capacidad de control.
    Las implicaciones de esto son obvias. El disponer de hogares que son capaces de producir electricidad al mismo costo del carbón – sin incluir la red, la distribución y costes al por menor que se agregan a la generación centralizada – hace probable que cambie drásticamente las métricas de negocio de la industria de servicios públicos.
    El Fraunhofer dice que la disponibilidad de viento y el sol no es la única variable en los costos de energía. Los costos de financiamiento y las primas de riesgo de nuevas plantas de energía también pueden afectar a los resultados sustancialmente.
    “Sólo mediante la inclusión de estos factores en nuestro estudio es posible poder comparar de manera realista el costo nivelado de la electricidad procedente de las distintas tecnologías y por lo tanto de manera convincente presentar la competitividad de costes de las energías renovables.”
    Eso significa que los costes de riesgo y financiación de proyectos pueden provocar proyectos de energía solar en los países africanos, por ejemplo, que cuestan más que en otros lugares. Los EE.UU. y Australia, sin embargo, serán capaces de combinar excelentes recursos solares y bajos costes de financiación.
    El estudio afirma que la tecnología eólica marina sigue mostrando un gran potencial de reducción de costes, mientras que la energía eólica terrestre casi ha llegado a su límite. Los costos de generación de electricidad a partir de biogás nivelados, ampliamente desplegadas en Alemania, dependen de la carga y el tipo de combustible, y oscila entre 0,14 € y 0,22 € por kilovatio-hora. Las estimaciones para el costo de la electricidad a partir de lignito en la actualidad se extiende hasta 0.053 € por kilovatio-hora, a partir de la hulla hasta 0,08 € por kilovatio-hora, y de las centrales de gas de ciclo combinado de hasta 0.098 € por kilovatio-hora, respectivamente.
    En el Medio Oriente, considerado como el próximo gran mercado en el solar, las plantas de energía de gasoil muestran los costos de generación en el rango de 0,13 € a € 0,17 € por kilovatio-hora, frente a la fotovoltaica con un LCOE de alrededor de 0,08 € por kilovatio- horas.

    <|:-D


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s